El poder de los ángulos en fotografía gastronómica

Home / Sin categoría / El poder de los ángulos en fotografía gastronómica

Los distintos ángulos en fotografía gastronómica nos permiten expresar muchísimas emociones y exprimir al máximo nuestra creatividad. En este post les daremos toda la importancia que se merecen ¿Nos acompañas?

 

¿Qué son (y qué no son) los ángulos en fotografía gastronómica?

 

En el mundo de la fotografía culinaria, llamamos punto de vista o ángulo a la posición (altura) de la cámara de fotos respecto a la superficie en la que se encuentran los alimentos, o sea, que vendrá determinado por lo alta o baja que pongamos nuestra cámara.

 

Antes de seguir (y por si te perdiste nuestro curso de fotografía gastronómica), nos gustaría explicarte la diferencia entre el punto de vista y otros recursos creativos que tenemos los fotógrafos culinarios:

 

  • El plano es el espacio que ocupa la comida dentro de la foto, es decir, que según nos acerquemos más o menos con nuestra cámara, obtendremos distintos planos (general, detalle, corto, etc.).
  • El punto de enfoque nos permite indicar cuál es el alimento protagonista de nuestra foto, lo que lograremos haciendo que ocupe el centro de la imagen y, en ocasiones, también reforzaremos su importancia desenfocando el resto de elementos, gracias a la profundidad de campo.
  • Cuando hablamos del encuadre nos referimos a la orientación que le damos a nuestra cámara para hacer la foto. Puede ser de tres clases: horizontal, vertical o inclinado.

 

¿Por qué es tan importante el punto de vista en la fotografía de alimentos?

 

La fotografía culinaria no consiste en retratar alimentos sin más (en plan: llegas, presionas el obturador y adiós muy buenas). En nuestro trabajo siempre late una intención: que la comida fotografiada despierte el apetito del espectador. Si con echarle un simple vistazo a esa imagen te rugen las tripas, habremos hecho un buen trabajo 😉

 

Cada elemento de la fotografía juega su propio papel a la hora de sacar la mejor versión de ese alimento que fotografiamos: la iluminación y sus esquemas, el fondo, la composición, la edición, el estilismo culinario, el plano y, desde luego, el ángulo. Aquí no dejamos NADA a la improvisación.

 

Los fotógrafos profesional tenemos a nuestras espaldas el suficiente bagaje como para saber qué tipo de ángulo favorece más a según qué platos o cuál es el mejor punto de vista para contar una historia… Y es que, en este mundillo, decantarse por una u otra opción puede cambiar totalmente el resultado.

 

Estos son los tres ángulos más utilizados en fotografía culinaria

 

Ángulo picado (45 º): El punto de vista del comensal. Una apuesta casi segura

 

También conocido como el punto de vista del comensal, ya que es así como vemos la comida cuando nos sentamos a la mesa. Para lograrlo inclinamos la cámara hacia abajo, formando un ángulo imaginario de 45 grados. Fondo, profundidad y textura cobran mucha relevancia con este tipo de enfoques.

 

La sensación que logramos transmitir con este ángulo de fotografía gastronómica es la de realismo y accesibilidad: es como si tuviésemos ese alimento a nuestra entera disposición.

 

El ángulo picado es el gran comodín de la fotografía culinaria, siendo, de lejos, uno de los más empleados… lo que genera el inconveniente de que, a fuerza de usarlo tanto, nuestros ojos se han acostumbrado a él, reduciendo por ello su impacto.

 

ángulo 45 grados perspectiva del comensal

 

Punto de vista cenital (90º): el ángulo de fotografía gastronómica que reina en Instagram

 

Consiste en realizar una vista aérea del plato, colocando la cámara justo encima de la comida. La particularidad de este ángulo es que el fondo desaparece por completo, por lo que la superficie pasa a tomar gran protagonismo.

 

Los ángulos cenitales (muy usados en las redes sociales), al resaltar las formas y texturas, resultan muy adecuados para fotografiar alimentos geométricos y con poca profundidad (como pizzas o rosquillas). También resultan perfectos para realizar composiciones complejas e innovadoras de varios elementos.

 

los ángulos en fotografía gastronómica

Ángulo normal (0º) o cómo hacer que la comida se vea imponente

 

Este tipo de ángulos, también llamados a ras o frontales, se realizan poniendo la cámara a la altura de la mesa, es decir, frente por frente con la comida. Se utilizan mucho en los bodegones y resultan especialmente exigente desde el punto de vista técnico.

 

El efecto de utilizar este ángulo de fotografía culinaria es dotar a la comida de mayor tamaño e importancia. Si te fijas, es un punto de vista muy utilizado para fotografiar alimentos que tienen una composición a capas (como bocadillos, tartas, ciertos tipos de cafés como el Latte Macchiato, etc.), ya que nos permite mostrar su contenido. También es muy utilizado en fotografía de producto ecommerce, botellas…

 

ángulo normal en fotografía de alimentos

 

Si tu negocio necesita un fotógrafo que domine los distintos ángulos de fotografía gastronómica, si buscas un equipo profesional que ponga las imágenes culinarias al servicio de tu empresa, solo necesitas mirar nuestro porfolio y sacar tus propias conclusiones ¿A qué esperas para hacerlo?

 

Comments(0)

Leave a Comment