Trucos para fotografía gastronómica ¿Cómo hacer que la comida se vea irresistible en tus fotos?

Home / Sin categoría / Trucos para fotografía gastronómica ¿Cómo hacer que la comida se vea irresistible en tus fotos?

Nuestra misión como fotógrafos gastronómicos es despertar el apetito a base de imágenes. No se trata solo de hacer fotos bonitas: ¡deberían de rugirte las tripas con solo mirarlas! Lograrlo no es fruto de la improvisación: los profesionales utilizamos muchos trucos para que los alimentos se vean absolutamente tentadores.

trucos fotografía gastronómica

Misión: seducir el paladar de todo aquel que vea nuestras fotos

La fotografía de comida tiene un claro fin publicitario. Si fotografiamos alimentos es porque queremos convencer a potenciales clientes para que los consuman (p.ej: delivery). Conseguirlo no es tarea fácil: estamos saturados de anuncios que nos muestran imágenes perfectas.

A base de muchos años de experiencia, hemos llegado a descubrir todo tipo de recursos eficaces para crear imágenes persuasivas. Así, nuestra “ciencia” dicta que es mejor fotografiar la carne y el pescado poco hechos o que la fruta y verdura se vean lo más frescas posibles.

Por supuesto, todo cuenta a la hora de conseguir fotografías culinarias realmente atractivas. No en vano, deberemos adaptar la iluminación, el ángulo y la composición al tipo de alimento de que se trate para sacarle el máximo partido.

3 Trucos para crear las fotografías culinarias más apetecibles

Deja que se vean los ingredientes

Seguro que has visto montones de veces fotografías de hamburguesas hechas de modo y manera que se ven todos sus ingredientes. ¿Sabías que las montamos con palillos para que luzcan perfectamente ordenados? También movemos el pan hacia atrás para dar más relieve a su contenido.

bodegón fotografía gastronómica

¿Cómo fotografiar bebidas?

Salvo que se trate de un cóctel muy adornado, no resulta fácil que las bebidas salgan bien en las fotos. Por ello los estilistas culinarios utilizan varios tips para hacer que se vean apetecibles.

  • Es mejor mostrar los líquidos en movimiento (p.ej: mientras los servimos) para que la imagen no se vea tan estática y aburrida.
  • Podemos diluir con agua las bebidas de color oscuro para que adquieran una tonalidad más vibrante.
  • Para darle consistencia y naturalidad a las salsas antiguamente se les añadía cera. Hoy existen muy buenos espesantes.
  • Podemos sustituir la leche por cola blanca de pegar, cuya espesura es perfecta para que los cereales y frutas no se hundan en ella.

MAHOU-BARRICA

Platos siempre en su punto

Para que un alimento se vea apetecible, tiene que estar en su mejor momento. El problema es que ese “minuto de gloria» suele ser efímero… y la fotografía culinaria es un proceso lento.

¿Quieres fotografiar un plato humeante? El humo durará más si colocas bolitas de algodón empapadas de agua dentro o detrás del plato. Un fondo oscuro y una iluminación trasera también te serán de gran ayuda.

El truco para que la comida se vea siempre en su punto muchas veces pasa por sustituir los alimentos reales por otros materiales que aporten la textura deseada. Así, usamos espuma de afeitar en lugar de la nata montada, cera de zapato para pintar la carne, cristales para simular hielo o grasa de cerdo para recrear el helado.

MARISCOS-ANXO-BESUGO-FRESCO

En resumen, la fotografía gastronómica cuenta con muchísimos recursos para que los alimentos resulten visualmente irresistibles… y en el El Fotogastro los conocemos bien. Buena muestra de ello son las fotos de nuestro porfolio.

 

Comments(0)

Leave a Comment