Así se aplica la regla de los tercios en fotografía gastronómica

Home / Sin categoría / Así se aplica la regla de los tercios en fotografía gastronómica

¿Sabías que la regla de los tercios es una de las composiciones más empleadas en la fotografía culinaria? Su aplicación es relativamente sencilla y da muy buenos resultados, así que no es de extrañar que los fotógrafos profesionales la usemos muchísimo.

¿En qué consiste la regla de los tercios?

La regla de los tercios es una de las formas de composición fotográfica más habituales. Gracias a ella logramos mostrar todos los elementos de la imagen de manera armoniosa, dinámica e interesante.

Para aplicar esta regla de composición tienes que dividir la escena en nueve partes iguales. Ello se consigue trazando cuatro líneas imaginarias (dos verticales y dos horizontales) que, al cruzarse, forman cuatro puntos de intersección.

Esta regla de composición es, junto con la proporción áurea, una de las más utilizadas en el mundo del arte. No en vano, se emplea en fotografía, pintura y diseño gráfico.

¿Cómo se aplica esta regla en fotografía gastronómica?

Una gran aliada de la fotografía culinaria

  • Cada punto de intersección marca el centro de atención en la fotografía gastronómica. En consecuencia, deberemos colocar ahí los elementos más relevantes para conducir la mirada del espectador hacia ellos.
  • Las líneas verticales que segmentan la fotografía nos vendrán muy bien para colocar elementos alargados (p.ej una botella). Otro tanto cabe decir de las líneas horizontales y los alimentos apaisados (p.ej: un plumcake). Si quieres realzar aún más su protagonismo, solo tienes que situarlos en los lugares marcados por los puntos de interés.
  • ¿Y si en la fotografía hay dos elementos protagonistas? En tal caso, lo mejor es situarlos dentro de sendos puntos de interés dispuestos en diagonal.
  • La regla de los tercios es muy fácil de aplicar hoy en día gracias a los avances de la fotografía digital. De hecho, la propia cámara se encargará de trazar esa rejilla imaginaria (grid display) Incluso podemos reencuadrar la imagen a posteriori durante la fase de edición.

composición fotográfica comida

¿Funciona siempre la regla de los tercios en fotografía gastronómica?

Desde luego, esta forma de composición es muy valiosa… pero no es el Santo grial de la fotografía culinaria. Habrá ocasiones en las que, sencillamente, no te funcione la regla de los tercios. Además, su uso y abuso hará que todas tus fotos se parezcan.

La flexibilidad es clave para aplicar con éxito esta regla a la fotografía de alimentos. Así, debes coordinarla con otros principios de composición y, en ocasiones, prescindir de ella cuando la imagen así lo aconseje. ¡Adapta la regla a la escena y no al revés! Como siempre, la práctica constante y el ensayo-error nos ayudarán a dar en el clavo con la fórmula de composición más adecuada.

En conclusión, para ser un buen fotógrafo gastronómico tienes que dominar la regla de los tercios… sin llegar a aplicarla indiscriminadamente. Échale un vistazo a nuestro portfolio para coger ideas sobre cuándo usarla y cuándo no.

 

Comments(0)

Leave a Comment